17 de enero de 2011

Competencias del traductor



¿Qué es la competencia traductora? ¿Cuáles son las habilidades necesarias para ser un buen traductor? Estas son las preguntas que nos hacemos muchos de nosotros, que aún sin saber muy bien qué se entiende por competencia o habilidad, tenemos más o menos claro lo que hace falta para ser un traductor. Muchos hemos oído hablar de competencias y de teorías de competencias. Para entenderlo bien, las competencias son todas aquellas aptitudes necesarias para ser un buen traductor.

Existen miles de tipos de competencias. Por mencionar algunas de las más importantes podríamos empezar por el concepto de competencia lingüística, que fue acuñado por Noam Chomsky y hace referencia a la habilidad de los hablantes de una lengua para interpretar y producir textos. Para ello, se hace necesario conocer la gramática, el léxico, la fonética y la sintaxis de la lengua en cuestión. Está claro que esta competencia es necesaria para un traductor. Los problemas de léxico no desaparecerán nunca, pues durante a vida profesional del traductor, el léxico se irán ampliando cada vez más. Sin embargo, las competencias del traductor abarcan mucho más que el mero conocimiento de la gramática y la sintaxis del una lengua. Estas son las denominadas competencias gramatical y textual, que hacen referencia al dominio de la estructura de una lengua (Bachman, 1990). La competencia pragmática también es importante. La competencia textual presupone tres habilidades: formar, transformar y calificar textos (Charrolles, 1984). La habilidad transformadora supone, por ejemplo, la simplificación (resumen) y la paráfrasis. La habilidad calificadora incluiría reconocer, interpretar y valorar (elaborar juicios sobre) distintos tipos de textos.
En esta imagen podéis ver cuáles son las principales competencias que se deberían desarrollar para ser buen traductor o intérprete.
















Sin embargo, para traducir un texto hace falta adquirir una serie de habilidades y competencias que serán de utilidad para todo traductor a lo largo de su vida profesional y que poco tienen que ver con el aspecto más teórico de ser traductor. Muchos lingüistas han reflexionado sobre este aspecto y han llegado a distintas conclusiones. En nuestras entrada queremos hacer una leve reflexión sobre las competencias que creemos importantes y que no se encuentran entre aquellas relacionadas con la gramática, la sintaxis o el léxico.

Para empezar, hace falta tener ganas de investigar, curiosidad para ir más allá y no quedarnos en meros conceptos. Esta competencia del traductor hará que vaya ganando información a lo largo de los años y se vaya ampliando su conocimiento sobre temas muy diversos, lo cual ayudará a la traducción de textos de cualquier tema. Saville-Troike (1982) considera que la competencia comunicativa, en tanto dominio de un sistema simbólico, debe pensarse como parte de la red de sistemas simbólicos que conforman la competencia cultural o enciclopédica.

También es necesaria una competencia cultural de ambas lenguas que permita traducir textos gracias al conocimiento de la historia y entorno socio-cultural de ambas lenguas, esta competencia está muy relacionada con la competencia investigadora, pues ambas van de la mano en el desarrollo profesional de un traductor.

Además, es muy importante la adquisición de la competencia profesional que ayude al traductor a desarrollar aptitudes relacionadas con el trabajo y con el conocimiento del entorno laboral así como de las ofertas de trabajo. Hay que tener en cuenta que la adquisición de esta competencia es de lo más importante en la formación de un traductor, puesto que el trabajo de un traductor se realiza en grupo con otros traductores y es esencial saber trabajar en equipo.

Otras de las competencias que nos parecen más interesantes son las relacionadas con la memoria retentiva, que ayudarán a que el proceso mental a la hora de interpretar el contexto de un texto se realice con mucha más agilidad

Para concluir, hemos querido incluir en este breve resumen que ha hablado de las competencias del traductor aquellas que consideramos más interesantes y que se van adquiriendo tanto durante los años de estudio como en el posterior vida profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario